domingo, 28 de julio de 2013

Reflexiones 2013 - Un dos tres

06/04/2013
Qu'est-ce que c'est?

Más o menos así… “Qu’est-ce que c’est?”, y según el traductor de Google, debería quedar la expresión escrita de lo que repetía, en lengua francesa, en mis años de estudiante de la escuela secundaria.
   Los años pasan y sigo pensando en esa frase y en su significado… El significante sí puede escribirse diferente, y el significado puede ser parecido o no. Como siempre, el significado, en gran medida, depende del intérprete. Más allá de escribirse o pronunciarse en una lengua u otra, la pregunta está  ahí. Y qué es… es de lo que se trata esta búsqueda de sentidos u de horizontes de sentido –siguiendo a Habermans. Me gustaría ver el concepto de  “Horizonte”-entendiendo primariamente como “perspectiva” desde el cual se busca el sentido de la obra. Y cuando digo “obra” quiero decir también cada expresión que escribo o digo, cada acto en mi vida.
   Esto se trata de una búsqueda, de indagar en mí y en el otro, en tratar de entender ¿quién soy? y ¿quiénes somos? Y también qué es lo que hago o soy. Y soy en la medida que me cuestiono, y soy también antes, pero adquiero la calidad de algo en la medida que me pregunto y hago de mí un objeto de estudio.
   Y lo que soy es lo que hago, lo que creo con los elementos que tengo, lo que creo ser y lo que hago para lograr eso en lo que creo.
   Para entenderme busco también, lo expresé párrafos más arriba, al otro, a mis referentes o a mis espejos según la cosmovisión o punto de vista que utilizo para indagar. El otro ‘es’ en la medida que yo soy y, el otro está porque lo observo o me cuestiono sobre él ¿o está a mi pesar? Son sólo preguntas o son posibles respuestas en forma de preguntas.
   ¿Y qué busco? Quizás solamente vivir, entender mi presente a partir de conocer mi pasado, siempre desde la perspectiva del presente que vivo y desde la perspectiva o punto de vista desde la cual observo, lo que observo.  No habrá una verdad sino una interpretación de las cosas según desde donde miro, pero es un principio para seguir haciendo. ¿Haciendo qué? Pues sólo eso y nada más que eso que llamamos ‘vivir’.
   Me pregunto: ¿por qué es importante preguntarse? ¿Acaso será que implica un modo de ser y hacer del ser humano...?
   Mis reflexiones van por este lado hoy, me siento con ganas de pensar y repensar mi vida en estos términos. 
           
 Fray Bentos (Uruguay)
Esta imagen es de otro sitio (desconozco al autor)
Formosa (Argentina)
 Laguna Negra - Rocha (Uruguay)
                               
----
Una llamada
09/04/2013
Qué simple forma de comunicarse, que manera de decir aquí estoy. Desde que existe el teléfono muchas voces se pueden escuchar sin estar tan cerca. Eso te dice que a alguien le importas y se contacta contigo.     ¿Qué es lo extraño? En esta era de las comunicaciones lo raro es no hacerlo por las otras mil vías de comunicación. Pero para aquellos que se han quedado a un lado de los nuevos medios hacer una llamada de larga distancia es todo acontecimiento. Y ahí reside lo extraño, o mejor será decir: lo extraordinario. Quién considera que de un modo u otro desea estar cerca de ti y busca esa manera que conoce para decir “Aquí estoy” me alegra, me permite sentirme bien, pues de un modo u otro nos dice que estamos cerca o no tan lejos como creemos.
   Pequeños gestos me muestran que dejamos huellas en los demás, y ellos dejan sus impresiones en nosotros. Agradezco esos importantes pequeños guiños.
   Daniel S…, un viejo amigo de la familia, un amigo de la juventud de mi padre se hace presente en esa llamada. Y no vuelve él solamente, sino de un modo insondable, también mi padre. Sí porque implica recordarlo vivo, joven, con su sonrisa amable siempre.
   La vida, como dice mi esposa, te regala esas pequeñas pero importantes sorpresas que te alegran o te emocionan un día cualquiera.
   Desde el otro lado de una línea alguien te dice “me importas” y eso, simplemente eso, es muy importante.
Agradezco esa llamada, ese tenerme presente, porque quizás, yo también, tengo presente a otros y no doy el paso de expresar que, ellos, son importantes para mí.

Ruta 11- Canelones  (Uruguay)
 

Canelón Grande - Embalse (Uruguay)
------
Uno, dos, tres… tiempo de pensar
28/07/2013



En la radio suena el septuagenario cantante de los Rolling Stones, Mick Jagger. Vuela la imaginación a otros tiempos, lejanos ochentas cuando los conocí, aunque sonaban en los ’70 y antes; pero yo poco sabía salvo algunas pocas cosas. Lo cierto es que estuvieron como están allí acompañándome, como a tantos otros, con su vitalidad intacta, con su costumbre de jugar con la voz y los instrumentos para deleite de los que escuchamos desde esos lejanos tiempos.
   Considero a la música como la herramienta que nos permite soñar, revivir ciertos momentos, crear la atmósfera para una cierta situación. Así sea en la sola imaginación para recrear sobre el papel o la pantalla una huella en forma de cuento o novela. N hablo de poesía porque no es lo mío. Hablo de lo que me gusta hacer, más allá de que lo haga bien o mal. Me gusta escribir y la música es un hilo conductor para unir a los personajes y sus ambientes, para crear las imágenes auditivas y los gritos de colores que le dan un cierto sentido a las situaciones vividas por esos seres de tinta y papel o de bits.
   Hoy puedo dejar estas otras huellas, estas que son, como las otras, producto de un cavilar pero que no buscan sino invitar al lector a pensar en lo cotidiano, en lo simple de las cosas de todos los días y a las cuales no le damos la debida atención. Esas cosas son las que nos permiten sentirnos bien, las que nos gusta hacer y que dejamos de lado por el apuro de los tiempos, de trabajar para pagar las cuentas, las que dejamos para llegar a tiempo a la reunión de trabajo para coordinar lo que igual sabemos no cuajará debidamente pero a la cual asistimos porque creemos que sí. Las cosas son más simpes o más complicadas, pero bueno necesitamos creer que tenemos el control.
   Los invito amigos lectores de esta página, si es que hay quien que lea esta página, a pensar sobre lo que nos hace bien y dejamos de darles el tiempo necesario para que hagan su acción sobre nosotros, es decir: hacernos sentir bien.
   Una puesta de sol, una caricia del ser amado, un rato de compañía, una conversación amena, la lectura de un libro que nos lleva a vivir la aventura de algún personaje con el cual nos identificamos o no, ir a pescar, fotografiar la luna, mirar el mar o el río, mirar el lento paso de las canoas sobre las aguas del río que avanza, siempre avanza- sin detenerse-, escuchar música y… simplemente eso: escuchar… los sonidos que la noche, la tardecita con su puesta de sol y la luna, asomando tranquila, nos quiera contar, de estos u otros tiempos pasados o por venir, o del presente que se pasea ante nosotros.

Río de la Plata - Punta Espinillo (Uruguay)


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...