domingo, 28 de abril de 2013

Colaboradores: Carlos Omar Dive - Ángel W. Farto - Carlos R. Pezzano


TRES EN OTOÑO

En 2009 el cuento “Viento del Este” de Omar Dive (Montevideo) obtuvo la 1ra. Mención de Honor  en la 31ª edición del Concurso Literario «Dr. Alberto Manini Ríos», organizado por  A.E.D.I. (Asociación de Escritores del Interior). Dicho cuento está incluido en el libro “TRES EN OTOÑO” de los escritores Carlos Omar Dive, Ángel W. Farto y Carlos R. Pezzano, publicado en 2009. Distribuido por ORBE Libros.
Correo de los autores: tresenotono@hotmail.com
Incluyo en esta entrada algunos poemas que aparecen en el libro de estos escritores uruguayos. La selección de los poemas es mía. 


VIEJO TANGO
                                 
Naciste solo bailable
Prepotente, y compadrón
No tenías bandoneón
Usabas, flauta y guitarra
Sonabas solo en las farras
De los calaveras viejos
En los boliches primero
De los albores del siglo

En los burdeles entretenías
A niños bien del lugar
No te dejaban entrar
En las casas de familia

Encontraste el bandoneón
Con Pacho, Arolas y Troilo
Fuiste guapo en los embrollos
Y nada, te acobardó
Conturci, te puso voz
En el año diez y siete
El morocho, te cantó
Y el mundo entero copaste

En tus notas, enredaste
A los grandes de las artes
Y subiste a lo más alto
Sin de los pobres, olvidarte

Sos igualito a Gardel
No sabes donde naciste
Por eso, cantas tan triste
Y al escuchar tu canción
Me pinchas el corazón
El alma se me acongoja
Siento un nudo en la garganta
Y se pianta un lagrimón

                                               (Carlos Omar Dive)

Estoy lleno de dudas…

Yo en casa era una Persona.
Cuando salí a la vereda era un Vecino.
Tomé el ómnibus y era un Pasajero.
Entré a una tienda y era un Cliente.
Fui al trabajo y era un Empleado.
Cuando fui a la Mutualista era un Socio.
Cuando me internaron era un Paciente.
Cuando hice un verso era un Poeta.
Cuando hice un cuento era un Escritor.
Cuando publiqué un artículo era un Periodista.
Cuando tomé varias copas era un Borracho.
Fui al estadio y era un Barrabrava.
Grité un gol y era un Hincha.
No quise ayudar a un manguero y era un Hijo de Puta.
Cuando dije la verdad era un Sabio.
Cuando me equivoqué era un Tarado.
Cuando me callé era un Cobarde.
Cuando me citaron era un Delincuente.
Crucé con la roja y era un Infractor.
Cuando hice una demanda era un Damnificado.
Dejé de trabajar y era un Jubilado.
Cuando viajé era un Turista.
Cuando quise cobrar era un Acreedor.
Cuando no pude pagar era un Deudor.
Cuando engañé a una mujer era un Sujeto Despreciable.
Cuando una mujer me engañó era un Cornudo.

¿Quién carajo somos?

                                       (Ángel W. Farto)

INUNDARME DE TI

Inundarme de ti
es recordar tus ojos claros
sin la tristeza final de una partida.
Es en vaporosa bruma confundir
Mi aliento con tu aliento
o escuchar tu risa cristalina
cortar con filo de puñal
mis sentimientos .
Es beber en gotitas de lluvia
la imaginaria sed de mis deseos
sintiendo a la brisa estival
jugar en mis cabellos
remedando tus manos
delicadas y tiernas.
Inundarme de ti
Es ver en el fuego chisporreante
la sublime estimación de mis anhelos
y en el humo al elevarse
en incitante vuelo
el color de tu piel jazmín enero.
Inundarme de ti
es cobijarte aún entre mis brazos
Con sencilla placidez dormida
Es percibir tus efluvios
flotando en el espacio
aprisionando soledades y silencios
negándome vagar por el misterio
en busca de tu amor
del cual soy dueño.
Inundarme de ti
es profanar los ficticios dinteles
de ilustrados firmamentos
en procura del eterno fulgor
de tu presencia
y  no hallarte…
y no hallarte…
nada más que en mis recuerdos.
   
                           (Carlos R. Pezzano)




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...