lunes, 15 de junio de 2015

El libro y los nuevos mundos

   En esta entrada quiero contar sobre la importancia que tuvo el libro en mi vida. Muchas cosas que aprendí solo por leer aquellas enormes enciclopedias que recibí en mi niñez. Ampliaban mi mundo, al que apenas había llegado la televisión, recién a mis 8 años.
  Conocer sobre las aventuras de los "Tigres de Malacia"- escrito por E. Salgari- fue permitirme soñar con un universo muy lejano a mi realidad donde el río y sus zonas aledañas era lo más parecido.  Y siguieron otras pocas del estilo, pero un montón de otras lecturas que tenían que ver con la novela, con las novelas policiales y de espionaje, de moda en ese tiempo de mi adolescencia. Y siguieron tantos otros que compartíamos con mis padres la lectura y el comentario. Muchas veces, un mismo libro estaba marcado en tres partes pues el mismo libro lo leíamos, mis padres y yo, pues mi hermana era muy pequeña aún. Así en conjunto descubríamos nuevos mundos.
  Cuando viví en tierras correntinas la lectura eran solo las de las materias que cursaba, recién al pisar tierras charrúas viví al género de ficción. Y ahí las bibliotecas de los barrios, la biblioteca de la institución donde trabajo y la personal del director me brindaron mucho más del mundo que estaba ahí. Así... filosofía, historia, psicología se fue colando en mis dendritas y crearon o abonaron la tierra que permite crear esos nuevos mundos que surgen, cada tanto, en formas de cuentos o novelas. De estas últimas, la mayoría inacabadas, pero en proceso de creación.
  Por ello, creo que el libro me dio mucho más de lo que puedo darme cuenta. Hoy dicen que la gente lee menos, pero existen los libros electrónicos y la maravillosa posibilidad de conseguir libros usados o que buena gente te regala. En mi caso debo agradecer a muchas personas, que en distintos momentos, me regalaron textos, libros de cuentos -que saben son mis favoritos. Hace muy poco volvió a suceder y recibí un conjunto de libros usados en muy buen estado que permite ampliar mi horizonte, conociendo a escritores japoneses, de otras tierras lejanas y aún cercanas, pero que puedo acceder por esa vía.
  Entonces, simplemente, gracias al libro, a quienes me permitieron sentir ese gusto por la lectura, simplemente leyendo, sin decir nada, aportando ese ejemplo. 

De estas lecturas surgieron, con el paso del tiempo, estos nuevos mundos que adquieren forma de cuentos...


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...