sábado, 24 de diciembre de 2016

Día 357








Anotación en la bitácora de viaje. Día 357.
"Inicio de la transmisión"
Al cierre de cada ciclo me permito pensar y repasar los pasos del sendero recorrido. Algunas huellas se ven distantes pero quizás es una ilusión, pues 'quizás' todo esté, de un modo u otro, vinculado, relacionado de tal manera que probablemente pase desapercibido.
Los senderos se cruzan en algún punto, visible o no, incluso, corren paralelos por algún espacio−tiempo, y en esa circunstancia se crece, se comparte o no, pero la posibilidad está.
Suelo decir que mis textos, los cuentos, los relatos, los productos de investigación periodística que volqué en libros o archivos sonoros, son ese espacio−tiempo que recorro junto al lector−escucha. Son mis huellas y −creo firmemente− que recorro ese sector del sendero con el otro. Nos miramos, nos escuchamos, en fin, nos comunicamos.  
Este año 2016 tuvo, como otros, altos y bajos. Rescato muchas cosas. Y las que deseo compartir tienen que ver con la posibilidad de publicar. Este año armé dos libros de cuentos. Uno de ellos tuvo un significado muy especial para mí. Fue una suerte de tributo, de recordar a personas queridas. Tomé algunas características de personas y situaciones reales, de circunstancias que dejaron huellas en mí, y con ello fue surgiendo: Criados... En la Tierra Roja. El libro aún no tiene mucha difusión pero, como los otros, irá llegando a la gente. Con un poco más de tiempo en mis vacaciones, espero, empezaré a buscar puntos de difusión y formas. Eso conlleva tiempo de trabajo, imaginación. Y en este tiempo que sigue contaré con el tiempo necesario, lo otro... irá surgiendo.
También fue un logro para este año otro libro de cuentos. En él me sumerjo en una aventura interesante. Quise escribir sobre un mismo tema y ver qué pasaba. El juego culminó con el libro: Serie Túneles. Es un tema que me gusta y lo exploré en esa circunstancia, en esa propuesta, ese desafío de escribir sobre un mismo tema. De algún modo, el otro libro surgió, tiempo después, durante el año, con una iniciativa similar; pero no tanto como un juego, sino como una búsqueda de pensar/ver un tema como el criadazgo. Hacer visible lo que es tan natural que pasa desapercibido.
Pasaron en este ciclo muchas cosas... No voy a enumerarlas, sólo voy a agradecer a cada persona con la que compartí algo en este 2016. Agregaré que con cada una de esas personas busqué "vivir" ese instante, ese espacio pasible de compartir. Esas personas... dejaron sus huellas en mí, y de cada experiencia me nutro y crezco. Gracias a cada uno.
Feliz navidad. 2016 años después de su nacimiento, muchos, seguimos celebrando que nació. Y creemos que su mensaje es de esperanza, valor, voluntad, fe.
A varios años de recibir la navidad en un CTI (Centro de Terapia Intensiva) celebro la vida, las nuevas experiencias, todo lo que comparto día a día, todo lo que aprendo en este viaje.
Pedro Buda
2016

"Fin de la transmisión"  
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...