domingo, 17 de julio de 2016

8 años de Huellas de Pedro Buda – el formoseño

En diciembre de 2016 se cumplen ocho años desde que inicié la aventura  de navegar al frente de mi primer blog: Huellas de Pedro Buda – el formoseño.


Con la idea de compartir mis cuentos, mis proyectos con los habitantes del vasto mundo, más allá del territorio que piso, se fue gestando cada entrada, cada página. El resultado de este camino es lo que se puede ver y escuchar al recorrer el blog Huellas...
Como parte de este sueño, que inició en Diciembre de 2008, incorporé Radio Huellas de Pedro Buda. A lo que siguió Radio Huellas de Pedro Buda II como medio para difundir archivos de los audios de entrevistas o archivos de audiolibros. Proyecto que sigue en pie y que se irá incrementando en la medida que pueda ir trabajando en ellos.
También es parte del mismo proyecto comunicativo el canal en Youtube Formowar. En el mismo pude compartir mi gusto por las aves en un principio, incorporé otros cortos donde pude experimentar, sin ninguna presión, la realización de cortos. Finalmente incorporé la entrevista vía videoconferencia. Fue la segunda oportunidad que lo llevé adelante, pero que pude lograr los resultados esperados ̶ entiéndase video de una entrevista ̶   recién en la segunda instancia. Por el resultado doy gracias a las entrevistadas, dos escritoras a quienes admiro (Diana Pinedo Ortega y Liliana Marisa Robles).
 Con el tiempo necesité crear otros blogs para difundir mis notas periodísticas o trabajos vinculados con la comunicación periodística o el gusto por la fotografía y las aves: Huellas de Pedro Buda – Comunicador, Río de los Pájaros y Nuestras Huellas en la Era Digital. Pero eso es otra historia.
En esta entrada voy a invitarlos a recorrer las páginas de este blog: Página Principal (donde encontrarán cuentos, avisos sobre nuevas publicaciones, recordatorios de los enlaces para llegar a los sitios de donde descargar mis libros o donde comprarlos, alguna que otra reflexión y también imágenes varias, además de información sobre algunas actividades que realicé como entrevistas con algún escritor uruguayo, tal el caso de la entrevista mantenida con el escritor Omar Dive Quefau); Nuevos caminos de mis huellas   (donde comparto los sitios en que mis cuentos o libros han sido compartidos, espacios del cybermundo que me permiten difundir mis escritos, mis huellas); Mis notas periodísticas en otros medios (como su nombre refiere, allí dejo constancia de los lugares donde se publicaron mis notas periodísticas. *Cabe acotar que el medio digital El Mirador de Sudamérica no está más en la red, sin embargo, quedan las capturas registradas y que comparto en la página); Huellas de otros escritores (es un punto de encuentro con escritores vinculados a la red Social Falsaria).
Tanto al final del blog como en la zona lateral hay enlaces a sitios vinculados con la escritura, la fotografía y con algunas cosas más.
Estimados cybernautas les estoy muy agradecido por estar allí, juntos hemos recorrido este camino, juntos hemos dejado huellas. En estos 8 años escuché sus sugerencias y así fui creciendo. Un día, uno de ustedes, me sugirió que publicara mis escritos en la Editorial Bubok. Y así lo hice un tiempo después. Qué buen consejo, qué buena oportunidad me diste, amigo lector, amigo cybernauta cuyo nombre no recuerdo, aunque no por ello, menos importante en esta aventura.
Hoy, en el transcurso de este décimo año, también quiero agradecer a los bloggers que me respaldaron de una u otra forma, a los que compartieron conocimiento, a los que me enlazaron, como Francisco Brotons en su blog El café del autor, a los que incondicionalmente me permitieron compartir mis cuentos en sus sitios como el periodista Antonio Gallardo, en su blog La pluma afilada. Blog donde me asignó una sección: "Huellas de Pedro", para mostrar mis cuentos. Podría seguir nombrando sitios y personas, pero son muchas, las que de una manera u otra han colaborado para que mis huellas, en cualquiera de sus formas (cuentos, novela, relato de viaje, libros de investigación periodística...) lleguen a más lectores, de otras tierras, de otros países, de otras ciudades, de otros caminos...  Y eso es solidaridad bien entendida.
Simplemente, gracias. Gracias por permitirme compartir estas Huellas de Pedro Buda – el formoseño. 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...