miércoles, 1 de enero de 2014

Reflexiones 2014


2014 -01-01 23:40
Está  terminando el primer día de 2014. ¿Y qué será lo que me animaré a expresar en estas formas Script MT Bold? Lo que sea… será.
Leía recién algunas comentarios de 2013, algunas quejas mías, algunas interpretaciones de mi camino. Mi “queja” es realmente un sentimiento, como tal, algo que vivo en lo más profundo de mi ser. En dichas expresiones decía que busco un trabajo donde pueda sentirme mejor, más valorado, más feliz con el trabajo diario, pero… no es fácil lograrlo. Sin embargo, creo que no veo lo obvio, lo que se da. Si “lo que hacemos es lo que somos”, como dice la frase, repetida hasta en televisión, debo agradecer el poder hacer esto que estoy haciendo ahora: “escribir”. Es lo que me gusta y hago a diario… o casi. Pero lo hago con todo el entusiasmo, las ganas, con todo mi potencial, con toda la polenta que me es posible, porque creo en ello.  Entonces, el trabajo está, lo hago a diario, o casi… como dije, pero aunque no es remunerado, hoy por hoy, es reconocido. Y ello basta para mí. Cuando otras personas leen tus escritos, tu discurrir… y encima lo comparten, es una forma de pagarte,  de compensarte por tu trabajo. Entonces, el trabajo existe y la compensación también, entonces, sólo basta decir: Gracias.
Estas líneas van dirigidas a nadie en particular, pero si escribo y leo, el primer destinatario soy yo mismo, y al compartirlo en la red, cada uno de los que se dignan leer el material son los otros destinatarios. A cada uno de ustedes, estimados lectores: Gracias. El que haya alguien del otro lado de la pantalla, de la red, de esta alba sustancia que simula hoja de papel es un estímulo que me lleva a seguir. Pero cuando no existía evidencia ninguna de vuestra posible existencia, escribía igual. ¿Por qué? Porque la expresión, el sentimiento, el deseo de contar historias, verdaderas, ficticias, basadas en la realidad, o esa parte del espectro de posibilidades que denominamos realidad, está antes de tener un público. Y entonces, ¿qué pasa? Pasa que al salir al encuentro de estas albas fronteras buceamos en el mar desconocido de nosotros mismos, donde nos interpelamos e interpelamos a los demás, los cuestionamos, los llevamos a pensar, en el mejor de los casos, o lo entretenemos… Todo es válido.
Escribir… escribir, un trabajo, un oficio que se hace al andar, una tarea, un divertimiento, un pasatiempo, una profesión, una forma de pasar el tiempo, una forma de contar la propia realidad, la propia visión de la vida que transcurre entre los intersticios de la vida cotidiana. ¿Importa qué es esto? Quizás sí, quizás no… Pero bueno, es –como dije- lo que hago a diario, o casi. Y como es el comienzo del 2014, lo hago haciendo eso que más me gusta: “escribir”. El año pasado inicié haciendo lo mismo. A un doctor le debo esa gran posibilidad de seguir haciéndolo, a la voluntad, otro poco. Sigo mi camino… sigo escribiendo, haciendo lo que más me gusta… los invito a seguir haciendo eso que a ustedes más les gusta.
A todos los cibernautas: Feliz 2014.

Walter Hugo Rotela González

A veces, en el atardecer, logramos pensar en las cosas diarias...


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...