sábado, 2 de noviembre de 2013

La puesta de sol

Sobre el fin de la tarde, en el principio de la noche, cielo y tierra acunan al dios sol.
Cuando las olas escriben y borran los signos y designios, los significados y significantes, los mortales terrestres buscamos capturar el instante mágico, del tiempo sin tiempo, del espacio sin espacio, en que sucumbe la luz tras la línea inasible.
Lo imposible se vuelve válido; el sueño realidad; la fantasía un hecho comprobable. En ese clic se disparan todos nuestros sueños y surgen formas impensadas, que tan pronto nacen, desfallecen como nuestros recuerdos oníricos al despertar.  
Una sucesión de segundos, minutos… apenas nada.
Todos declinamos, y por un instante, somos testigos y artífices, al mismo tiempo, del espectáculo cotidiano, siempre diferente, cíclico, repetitivo, aunque único cada vez: la puesta de sol.










Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...