sábado, 15 de septiembre de 2012

Gracias, una vez más...

Con un resfrío insoportable me siento muy enfermo, pero viendo una película "El Pianista" y con la rinorrea persistente, no sé si sentirme mal o bien, porque otros pasaron peor. Creo que de eso es de lo que se trata el escribir, el crear, mostrar otras posibles situaciones para poder reflexionar sobre las mismas y sobre nuestra situación actual. 
        Cuando pienso en situaciones que pasé me doy cuenta cuanto debo agradecer a esta vida, a las personas que me ayudaron y me ayudan, a la posibilidad de compartir estas "mis huellas". Poco a poco, las huellas van dejando un rastro y hay quienes empiezan a leerlas. Eso me da motivos para seguir haciendo esto que tanto me gusta. 
            Escribir, dejar volar la imaginación es el modo que elegí para recorrer este camino llamado vida. No fue fácil el principio, aún no lo es; pero cuando empecé a creer en lo que hago, fue mucho más fácil y hoy disfruto cada letra, cada frase, sabiendo que debo aprender mucho sobre este arte, pero también creyendo que es posible. 
          Años atrás, no tantos, pero son casi veinte, todo empezó con una vieja Underwood que me prestaron. El sueño dio inicio en ese acto de transcribir a máquina lo que dejaba previamente escrito sobre un papel con letra imprenta manuscrita. Conservo aquellos papeles, conservo esas antiguas huellas que permitieron dar los primeros pasos. 
                Viendo al pianista ejecutar su obra, disfrutar su arte, me digo, sus manos nos llevan a un mundo donde cada uno reescribe la historia, la anécdota. 
              Sigo dejando volar mi imaginación, sigo creyendo que es posible ser libre, ser feliz, ser aquello que te gusta ser, o simplemente ser. Y cuando la vida te enseña que no debes desaprovechar oportunidades de vivir, de hacer lo que te gusta, no es dable no hacer. Por eso escribo hoy.
              Gracias, una vez más...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...